PLAN GENERAL DE URBANISMO. GESTIÓN DE LA CIUDAD

Josep Maria LLorca Bertomeu. Ex Regidor de l’Ajuntament de Salou.

Era en sus clases y decía, la ciudad es uno de los grandes retos de nuestra época. La ciudad es el punto de encuentro de diferentes flujos, donde estos coinciden y se organizan. Flujos de bienes y servicios, de poblaciones de residentes, inmigrantes y de turistas, de capitales y de actividades, de información y culturas, entre otros. También nos dejaba implícito que la ciudad es la condensación de la globalización, de sus oportunidades y de sus aberraciones, de sus inclusiones y de sus exclusiones, de su universalismo y de su multiculturalismo, de la estandarización de las ofertas y de las demandas.

Es por todo ello que el urbanismo como sentido del más amplio carácter social es un mecanismo de ordenación programática e indefinido por variable en la búsqueda de soluciones de futuro, regulado con normativas para el presente, pero obligado al acecho de los cambios y necesidades sociales, es hoy una disciplina que tiene que recuperar la capacidad integradora de sus orígenes, sin prescindir de la diversificación de saberes y prácticas profesionales del presente.

La gestión sobre la ciudad  es competencia de responsables políticos, en la que tendrían que asumir un destacado papel de participación  la ciudadanía organizada y también  una diversidad de profesionales: ingenieros, geógrafos, sociólogos, paisajistas, arquitectos, diseñadores, juristas, economistas, artistas, comunicadores, politólogos, gestores culturales, etc. Es decir, un sin fin de  conocimientos  que con su comunicación y aplicación de un lenguaje común, configuren una integración de prácticas con hábitos de gestión compartida y pautas de comportamientos. Todos estos conceptos son los que inculcó aquel mi profesor de urbanismo para poder entenderlo y poder aplicarlo con éxito. Y cuanta razón tenía. Esta es  la clave para gestionar la ciudad, la unión y el lenguaje del conocimiento.

La ciudad y el territorio, el territorio y las infraestructuras y equipamientos, planeamiento y estrategias urbanísticas, medio ambiente y calidad de vida, gestión de proyectos urbanos y espacios públicos, urbanización y movilidad, gobierno y organización administrativa del territorio, economía urbana, políticas de suelo y vivienda, políticas sociales, gestión de seguridad ciudadana, gestión y políticas culturales y deportivas.

Capítulos todos para desarrollar en la gestión del urbanismo como herramienta de configuración del éxito en la GESTIÓN SOBRE LA CIUDAD.

El urbanismo es así mismo, un mecanismo de ordenación programático e indefinido por variable, en la búsqueda de soluciones de futuro. Mecanismo regulado con normativas para el presente, pero obligado en variantes al acecho de cambios socio-económicos.

Acometiendo desde el Urbanismo la gestión de la ciudad y por sentado damos que la competencia para su ordenamiento es de los responsables políticos, también  entendemos que la clave para gestionar la ciudad es la unión y el lenguaje del conocimiento que nos llevará a comprender la ciudad y el territorio, el territorio y sus infraestructuras, planeamiento y estrategias urbanísticas, estudio del medio ambiente y estudios sobre la calidad de vida, gestión de proyectos urbanos y espacios públicos, urbanización, movilidad,  y organización administrativa del territorio, economía urbana y su promoción económica, políticas del suelo y vivienda, políticas sociales, gestión de seguridad ciudadana, gestión y políticas culturales y deportivas y un largo etc. todo ello transmitido a través de un documento: El Plan General de Urbanismo  o POUM.

Josep Maria LLorca Bertomeu

Josep Maria LLorca Bertomeu fue miembro de la Junta Gestora después de la Segregación de Salou, y Regidor de l’Ajuntament de Salou en las tres legislaturas posteriores en las áreas de urbanismo y concesiones desde 1990 hasta 2003.

Comparteix a les teves xarxes socials!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *