Proyecto urbanístico en Salou causa preocupación entre vecinos y expertos

El plan del alcalde Granados para construir un aparcamiento y 20 edificios en el eje cívico de Salou generó una charla informativa por parte de la Associació de Veïns i Comerciants de Barenys-Platja de Ponent. Expertos en planeamiento urbanístico advierten que el proyecto perjudicaría el espacio público de la ciudad.

El polémico plan urbanístico del alcalde de Salou, Pere Granados, para inundar el eje cívico de edificios y tranvías, generó la organización de una charla informativa por parte de la Associació de Veïns i Comerciants de Barenys-Platja de Ponent, que tuvo lugar el pasado viernes por la tarde. La exposición del proyecto llevada a cabo por el arquitecto y exconcejal de l’ajuntament de Salou Antoni Pinyol, el presidente de la asociación, Rafel Querol, y el profesor de planeamiento urbanístico de la URV Robert Casadevall, ayudó a comprender las repercusiones negativas que conlleva el proyecto.

El plan urbanístico de Granados se basa en la construcción de un aparcamiento de 500 plazas y 20 edificios en los terrenos actuales de Adif, lo que privará de la luz solar y las vistas a la zona. Los representantes de la charla afirmaron que el consistorio debería comprar esos terrenos a Adif para generar la edificabilidad, a pesar de que si no se construyen los edificios Adif los regalaría al consistorio. La construcción de estos inmuebles dejaría escasamente 9 metros para el espacio público, lo que generaría graves problemas de movilidad y fluidez en el transporte.

A pesar de que Granados se comprometió a modificar el plan urbanístico, no existe documentación que lo acredite. Las críticas del profesor de planeamiento urbanístico de la URV, Robert Casadevall, se centraron en cómo el proyecto del ayuntamiento perjudica el espacio público de la ciudad. Casadevall defendió que la finalidad de la administración local es hacer ciudad, y ciudad significa espacio público.

Tras la exposición del proyecto, se abrió un turno de preguntas en el que los vecinos preguntaron si existe la posibilidad de anular el proyecto. La respuesta fue afirmativa, pero se necesitaría que Granados no fuese escogido alcalde en las próximas elecciones del 28 de mayo. Además, se interpeló a la oposición del ayuntamiento, representada por PP y ERC, que no expresaron su postura en la charla en cuanto al eje cívico.

Comparteix a les teves xarxes socials!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *