• Bajo la dirección creativa de Josie, el diseño para la noche más especial del año presenta un concepto de vestido que, por primera vez, integra vida propia entre sus tejidos a través del agua y las plantas
  • Las piezas del estilismo están diseñadas por Paula Ulargui con materiales 100% orgánicos, reciclados y biodegradables que buscan visibilizar la necesidad de un cambio en las políticas de gestión del agua en España, el país más árido de Europa y en el que se prevén sequías diez veces peores que las actuales
  • Greenpeace anima a comenzar este 2024 con el deseo de que este nuevo año sea un punto de inflexión en la protección y gestión del agua en España, cambiando a un modelo de producción de alimentos más sostenible para las generaciones futuras

Como cada año, las campanadas presentan un momento de reinicio, de nuevos deseos y oportunidades. El comienzo de este 2024 coincide con uno de los momentos más dulces para Cristina Pedroche que, además de cumplir su décimo aniversario como presentadora de las “Pedroche campanadas”, también recibe este nuevo año por primera vez como madre. Por ello, para esta ocasión tan especial y con la mente puesta en celebrar la vida, Cristina ha querido unirse a Greenpeace* para la creación de su estilismo, dar juntas la bienvenida a este nuevo año y visibilizar la necesidad de proteger el agua, el recurso más preciado para nuestra existencia y la de las futuras generaciones.

Así, Greenpeace se convierte en protagonista para las campanadas de 2024, mostrando la realidad medioambiental de nuestro país en uno de los momentos más esperados de la televisión y como cierre de un año en el que los impactos del cambio climático se han intensificado: el agua es cada vez más escasa en España, donde el 75% del territorio es susceptible de sufrir desertificación.

El estilismo que ha llevado Cristina durante la noche más especial del año busca visibilizar así la importancia de actuar para preservar y modificar la gestión actual del agua, un elemento cada vez más escaso y esencial para la vida de todas, pero, sobre todo, para la de las futuras generaciones. Así, de la mano de Greenpeace han querido ofrecer un mensaje de esperanza en el que hacer del 2024 un punto de inflexión. Un punto y aparte en el que, como sociedad, seamos conscientes de la urgencia de actuar para que se implementen medidas que regulen el uso excesivo de agua, en especial desde la agricultura y la ganadería industriales, transformando el modelo de producción de alimentos y luchando contra los pozos ilegales, y salvemos así el recurso más preciado para nuestra vida y la de futuras generaciones.

Por novena vez consecutiva, la idea original junto con la dirección creativa del estilismo más viral del año corre a cargo de Josie, el creador del vestido que luce cada año Cristina Pedroche y que para este reto tan especial ha querido contar con la ayuda de la diseñadora Paula Ulargui y su equipo de investigación y confección sostenible. El director creativo explica cómo surgió está idea y por qué ha elegido las campanadas
de este 2024 como momento idóneo para la difusión de este mensaje: «Para Cristina y para mí este 2023 ha sido un año de muchos cambios. En el caso de Cristina, este es el año del nacimiento de su primera hija, mientras que para mí ha supuesto un cambio de vida trascendental al regresar para siempre a La Mancha húmeda que me vio nacer. Esta toma de contacto con mi tierra y con sus aguas, como elemento imprescindible para la existencia y poniéndolo en común con Cristina, nos ha llevado a la idea conceptual de crear un vestido que al regarse con agua pueda acoger vida propia, un reto en clave de diseño que, además, nos permitiese enviar este mensaje esperanzador en el que visibilizar la necesidad de preservar este elemento tan fundamental para nuestra vida y, sobre todo, para las futuras”.

El resultado de esta idea es una prenda cargada de simbología en clave sostenible, lo que Josie define como una “alegoría del agua como recurso fundamental para la creación de la vida” inspirada en la ninfa fluvial, un ser mitológico que presidía las aguas o fuentes y se consideraba que contaba con poderes para inspirar a aquellos que bebían de sus aguas. Tal era así, que, de la misma manera que el agua es necesaria para alimentar a la vegetación así como a todos los seres vivos, las ninfas acuáticas eran también adoradas como dadoras de vida y bendición. Una metáfora hecha vestido que recoge el mensaje principal que Cristina de la mano de Greenpeace han querido ofrecer en esta ocasión tan especial.

El diseño está compuesto por tres piezas: capa, vestido y zapatos creados 100% con lana reciclada y materiales biodegradables u orgánicos. Tres piezas de confección que pretenden ser una representación del momento vital de Cristina y sus preocupaciones por garantizar un futuro sostenible, a través de la protección de la naturaleza y del acceso a agua de calidad para las futuras generaciones. La capa ha supuesto un reto en clave de diseño en el que, por primera vez para esta emisión, acoge vida propia en su tejido. Sobre una base creada 100% con lana reciclada se ha practicado un cultivo hidropónico en el que han enraizado las diferentes plantas de la capa, desvelando así un manto de amaranto rojo al que se suman plantas capuchinas cubriendo en esta ocasión la zona de la cintura.

Para el vestido se ha optado por una confección a través de un tejido orgánico y biodegradable a partir de gelatina, agar, glicerina y agua. Un material efímero trabajado a través de calor que, al moldearse, ha resultado en un vestido en tonos verdes con transparencias. Finalmente, como zapatos, Cristina ha optado por una silueta con base de madera de pino adornada con cintas de sujeción confeccionadas con fibras de algodón y el mismo biomaterial que el vestido.

Eva Saldaña, directora ejecutiva de Greenpeace, ha destacado que “España es el país más árido de Europa y se prevé que, en el futuro, experimente sequías diez veces peores que las actuales. Estos períodos de sequía y calor reducirán la disponibilidad de agua dulce y amenazarán la producción de alimentos, lo que provocará un aumento de los precios. Es por ello que desde Greenpeace nos hemos querido unir a Cristina y Josie para visibilizar esta situación de emergencia climática con el deseo de que 2024 marque un punto de inflexión: es nuestro derecho y nuestro deber promover entre todas una agricultura y ganadería sostenibles y un reparto justo y equitativo del agua”.

Sin duda, la creación de esta confección es una obra de arte que utiliza el poder de la moda para reivindicar esa necesidad por preservar los recursos naturales y, en especial, el agua en un momento tan importante como es el comienzo del año. Por ello, Cristina Pedroche, durante su aparición en Antena 3, añadía que su deseo para este 2024 es que “el agua es vida. Es el bien más preciado que tenemos y nuestro deber es cuidarlo porque las generaciones futuras se merecen disfrutar de un mundo justo, limpio y sano. Tenemos la obligación de cuidar y respetar lo que el planeta nos ha prestado mientras estamos vivos porque es nuestra responsabilidad que la vida siga viva. Es por eso por lo que #salvarelagua se convierte en mi primera lucha y en mi primera intención en este año que empieza ahora. Estamos a tiempo».

Casi 300.000 personas se han unido a Greenpeace para salvar el agua. La organización medioambiental, que lleva años trabajando para denunciar su contaminación y lograr una mejor gestión del recurso más necesario para la vida, confía en que 2024 sea el año del cambio. Tu apoyo es la herramienta más poderosa para garantizar un futuro para las nuevas generaciones. Firma y súmate a la campaña de Greenpeace para salvar el agua.

Cristina Pedroche y Greenpeace se unen para dar la bienvenida a 2024, celebrar la vida y visibilizar la necesidad de proteger el agua, el recurso más preciado para nuestra existencia y la de las futuras generaciones.
Cristina Pedroche y Greenpeace se unen para dar la bienvenida a 2024, celebrar la vida y visibilizar la necesidad de proteger el agua, el recurso más preciado para nuestra existencia y la de las futuras generaciones.
Cristina Pedroche y Greenpeace se unen para dar la bienvenida a 2024, celebrar la vida y visibilizar la necesidad de proteger el agua, el recurso más preciado para nuestra existencia y la de las futuras generaciones.